jueves, 9 de octubre de 2014

Cuando lo mejor es desaparecer de su alcance

Hola Ana,
Te escribo porque estoy muy confundida. Conocí a un chico tres meses atrás, en Tinder. Estuvimos unas semanas hablando esporádicamente, me pareció divertido e inteligente y decidimos encontrarnos. La primera noche fue divertidisima, aunque solo nos besamos. Nos volvimos a encontrar dos días después y fue increíble. Comenzamos a vernos unas dos veces por semana, casi siempre era yo quien sugería vernos. En este tiempo me fui de vacaciones y estuvimos semanas sin vernos, aunque yo le escribí y le deje claro que me gustaba estar con el y que estaba "emocionada". Cuando volví, nos encontramos otras dos veces hasta que me dijo que no estaba preparado para una relación y que era mejor dejar de vernos. Me dijo que se sentía mal, porque yo estaba mucho más animada que él y que él no se sentía con fuerzas para salir con nadie... En ese momento ya me había contado que a final del año pasado terminó una relación que le hizo mucho daño, cayó en depresión profunda - tanto así que tuvo que ir a terapia por primer vez en la vida- y quedar conmigo era el primer intento serio de recomenzar. Me pareció sincero (nuestras conversaciones son bastantes íntimas siempre). Sentí que tal vez le había presionado y apurado demasiado y le dije que tal vez podríamos intentar ser amigos, por más que me apenara... 
En fin, asumí lo acordado y estuvimos sin vernos 3 semanas. Esta semana nos encontramos (él siempre colocando el recelo de "no quiero que confundamos las cosas"), con la idea de ver qué tal estábamos -siempre como amigos- pero terminamos durmiendo juntos... La sensación en todo momento fue de mucha cercanía, y creo que los dos estábamos disfrutando de nuestra mutua compañía.
Al día siguiente le escribí diciéndole que tal vez deberíamos tomarnos las cosas de una forma más leve e intentar en encontrar un camino intermedio entre lo que yo quiero y lo que él quiere. Darnos una oportunidad. En cualquier caso le dije que pensara con calma y sin presión, y que lo que decidiera sería bueno. Que no tenía prisa para que me respondiera.
Me contestó poco después diciéndome que también le había sorprendido lo que pasó. Que durante la noche estuvo tentado a hablar antes de que pasase algo; pero que después decidió que era mejor dejarse llevar y no darle espacio a pre-preocupaciones. Que también se había despertado con ganas de hablar a pesar de no tener nada claro. Me pidió un tiempo para entender mejor y me dijo que hablaríamos en breve...
Desde entonces han pasado 5 días y mi confusión no hace si no crecer. Por un lado sé que tengo que dejarle tranquilo para que se aclare, pero no sé cuánto tiempo es "tiempo"... Por otro lado, mis amigas me dicen que estoy loca mandándole esos mensajes, porque eso es presionarle más... Sin embargo no era esa mi intención, sino explicarle cómo me siento. Además creo que está confundido de verdad, porque si no, para qué pedirme tiempo? 
En cualquier caso, creo que tengo que prepararme para una respuesta que no me guste, aunque me duela, pero algo dentro de mí se rebela a aceptarlo...

Estoy loca?? Ayuda!
Puedes publicar con el pseudónimo Raquel
Gracias


Querida Raquel . 
El tipo que  te quiere en su vida no te pide tiempo ni espacio ni  paciencia . Se te zambulle de una sin miedo. No le des más pelota , no piensen más en el , ni te despidas. Fuiste una aventura. Asumilo . 
Besos 
Ana  

3 comentarios:

  1. Mi amante se fue del país solo para evitar todo contacto. De rodillas le supliqué que no se alejara. Ella me dice que me ama demasiado y si no se despega de mi se quedará soltera. Estoy devastado. Que hago? Necesito respuesta ya.

    ResponderEliminar
  2. Como le mando una carta a ana??

    ResponderEliminar
  3. Hombres, manual de uso: Una guía para mujeres a la búsqueda de su hombre ideal
    https://www.amazon.es/dp/B076HWVHSX

    ResponderEliminar