miércoles, 25 de junio de 2014

Diez años de " no relación"·

Hola Ana,

Soy Laura, una chica de 31 años.

He estado leyendo historias en tu blog y viendo tus respuestas y la verdad es que me daba un poco de corte contar mi historia por ahí, así que vi tu correo y aquí estoy, escribiéndote. No sé por qué, no sé si para que me digas que es lo que piensas sobre esta historia de "amor", no sé si para desahogarme, no sé si para conocer la opinión de alguien totalmente ajeno a todo lo relacionado con mi vida, no sé si porque estoy desesperada o porque no sé si estoy confundida, no sé si porque necesito un empujón o que alguien me abra los ojos. Tampoco sé si leerás esto y si, de leerlo, si me podrás contestar. Bueno, yo te la contaré igual. Aquí va:

Hace unos 10 años que conocí a Juan en un chat. Estábamos un viernes por la tarde mis compañeras y yo solas en la ofi y como nos aburríamos y no teníamos ganas de hacer nada nos conectamos a uno de esos chats para reirnos un rato. El caso es que fue bastante más aburrido de lo que esperamos y enseguida se fueron dispersando, pero yo me quedé hablanco con él. Menos mal pues me alegro muchísimo de haber seguido la confirmación.
 
Bueno, a partir de entonces seguimos hablando por msn y por correos que nos mandábamos. Yo tenía novio (no estaba bien con él, ya contaré más adelante pero él se portó fatal conmigo hasta el punto de llegar a las manos) y él novia y dos hijos (nos llevamos solo dos años pero fue padre muy joven). Nos lo contábamos todo o al menos muchas cosas. Pasó tiempo hasta que decidimos conocernos. Él siempre insistía pero yo nunca había quedado con alguien de internet, es más, nunca me había metido en chats y la verdad que es que aunque, me caía bien y demás, me daba un poco de reparo quedar con él, reparo o miedo. El caso es que quedamos al mediodía al lado de mi trabajo para tomar algo. En cuanto le vi me encantó. Estuvimos charlando y la verdad que estuve muy cómoda y él también. Él llevaba un libro que le guardé en mi bolso y del que nos olvidamos (la excusa perfecta para volver a vernos). Un par de días después quedamos para que le devolviera el libro y me acompañó en metro hasta mi casa (él vivía bastante alejado) y subiendo las escaleras del metro me pidió que le diera un besito, yo le dije que no, me lo volví a decir : "Dame un besito, anda" y al final le di un beso para que se callara ( y porque estaba deseando jaja)

Seguimos quedando y quedando y un día al final nos acabamos acostando. Yo le había dicho muchas veces que no estaba bien con mi novio. Él le contó a su novia que había conocido a una chica y que le gustaba. Al final lo dejaron y yo no me atreví (el no lo entendía pero a mi me daba entre miedo y pena dejar al que ahora es mi ex, a esa persona queya para mí no existe). El caso es que de hablar mucho llegó un día en el que desapareció, completamente. No sabía nada de él, no me contestaba. Le envié un mensaje al móvil y me contestó su hermana diciendo: "Hola, soy la hermana de Juan y dice que por favor le dejes en paz". 

Cuando ya había perdido toda esperanza volvió a hablarme un día, como si nada. Me dijo que él era así. Que había momentos en los que desaparecía y ni su madre sabía dnd estaba ni lo que le pasaba. Que era algo que no podía cambiar. El caso es que volvimos a quedar muchas otras veces. Yo aún seguía con mi ex. Juan nunca ha sido de mostrar sus sentimientos y yo tampoco. Así que nunca hablábamos del tema "nosotros" , quedábamos, lo pasábamos bien (pocas veces había sexo, a mí me gustaba tanto que me bloqueaba, no me atrevía ni a abrazarle-él es bastante frío-) Además me contaba cosas de chicas a las que había hecho daño yme decía que no se sentía mal ni nada, que las cosas eran como era. Yo no he entendido nunca como puede ser así pero yo era peor ya que no dejaba a mi novio y seguía viéndole a él.

El caso es que poco a poco fuimos estrechando lazos pero sin expresar lo que sentíamos. 

Dejé a mi novio y me fui un año a vivir fuera de España, pues pese a que lo dejé tampoco él dió señales de querer nada más allá conmigo.

Estando fuera, le escribí una carta diciéndole lo que sentía ya que nunca me he atrevido a decírselo a la cara. Yo estoy más que enamorada, es que sé que siempre estaré ahí para él. Pasaron un par de años y seguimos quedando pero sin hacer alusión a lo que sentíamos en ninguna de nuestra quedadas. Él alguna vez me dijo por e-mail que estaba hecho un lío porque nunca había estado enamorado pero q no dejaba de pensar en mí y que se planteaba cosas pero no quería llenarme la cabeza de pájaros. Que ya hablaríamos, pero nunca hablábamos. Así que ha pasado el tiempo y hemos llegado al punto en el que estamos.

Conocí a un chico y al poco tiempo, después de que Juan hubiera vuelto a desaparecer (lo ha hecho muchas veces), apareció otra vez. Yo tenía claro que no quería que pasara nada con Juan pero no puedo evitar quedar con él. El caso es que el año pasado me invitó a pasar unos días a su pueblo para así vernos, ya que hacía mucho tiempo que no nos veíamos. Íbamos sabiendo que no iba a pasar nada. Y así fue. Fueron unos días geniales. No hubo sexo aunque sí algún pico y caricias y demás, en plan cariñoso, no sexual. Aunqeu se notaba que había tensión. Después de esto me volvió a invitar a ir a la playa y estuvimos una semana juntos, mejor 8imposible. El caso es que él ha pasado un invierno chungo  puesto que ha estado pachucho. Me he preocupado muchísimo. Sé que es el amor de mi vida. Le quiero más que a mi propia familia. Me ha hecho daño muchas veces con eso de aparecer y desaparecer, pero soy una persona muy liberal y me gusta que la gente sea como es de verdad. Me encanta como es y por eso nunca s elo reprocho. Le adoro. 

El problema es que hace un par de meses, cuando ya mejoró, hizo lo que nunca había hecho, sincerarse. Me dijo que lo que me iba a decir no lo decía ni porque dejara a mi novio, ni por nada, solo porque él creía que merecía saberlo. Me dijo que en esos meses que ha estado medio aislado, sintiéndose mal me ha echado de menos. Que se ha dado cuenta que soy la única persona que siempre está ahí. Que soy la única persona de su pasado con la q sigue en contacto y a la que siempre le apetece ver. Que se ha dado cuenta de que está enamorado de mí. Que me quiere. Y que pase lo que pase no me quiere perder. Que sabe que ahora no viene a cuento pero que tenía que decírmelo porque ha pensado y se arrepiente de no haberme dicho y de no haber hecho muchas cosas conmigo. Y que sabe que mi sueño es vivir viajando y que si alguna vez vuelvo a estar sin nadie y quiero, que me vaya con él, primero a su casa de la playa para poder ahorrar e irnos juntos. Que no hay nad que le apetezca más y que solo se iría conmigo porque es con la única persona con la que está a  gusto.

Pareceré una perrilla porque de verdad que quiero a mi novio actual, pero cuando me dijo esto todo se revolvió y ahora no paro de pensar en la idea de irme, de vivir con el amor de mi vida y no me lo quito de la cabeza.

La semana pasada estuve en casa de su familia viéndole. Está mucho más delgado y dice que en cuanto esté bien nos veremos más a menudo o eso espera. Yo por mi parte no le he dicho nada de lo que siento. Le dije que le quería mucho pero que las cosas habían cambiado, aunque él no es tonto y ese par de días que he estado con él han sido más especiales que nunca pues ha estado cariñoso y con la mirada diferente... 

Volví el viernes de verle y el sábado nos escribimos un mensaje y ya hasta hoy. No he vuelto a saber nada de nada de él. No quiero escribirle pero me muero de ganas de decirle que me iría  cn él dnd fuera. Pero cuando veo a mi chico se me cae el mundo a los pies xq sé que lo pasará fatal. 

No sé si Juan juega conmigo pero en mi interior estoy segura de que no pues son 10 años, no 1 ni 3, 10 años de relación, extraña pero relación, 10 años de contarnos cosas, 10 años de complicidad, 10 años siendo feliz a ratitos gracias a él.

¿Qué opinas? He decidido que cuando hablemos le diré que lo he pensado y que quiero hacer ese viaje con él, y ya se verá lo que pasa. Lo que necesito es que me de tiempo para afrontarlo y poder hablar con mi pareja. Si me equivoco, al menos lo habré intentado.

Gracias por leerme.
Laura.


Laura querida: 
Como lo pintas a este Juan , no me gusta nada . NO me simpatiza y no  me parece buen compañero de vida para ti. Son  10 años si :  10 años de disgustos e  incertidumbre. Yo no  creo que sea buena idea cortara una relacion para correr detras de un tipo con quien NO TIENES SEXO !!!!   eso es lo mas enfermo de todo. Esta relacion no es sana, Sabiendo eso, haz lo que quieras . Pero creo que vas derecho a un pozo oscuro de  sinsabores a repeticion .  Me guío por lo que escribiste., Y lo que escribiste muestra a un Juan  demasiado raro , que hace  10 años que juega contigo, y si lo dejas, jugara  contigo  20 años mas .  Y veo  a un novio invisible   e intrascendente. Buscate a alguiien mas o menos normal, por favor !!!  
Los hombres juegan , nena  : no tienen nada que perder !
Besos 
Ana     

2 comentarios:

  1. Pues yo lo intentaría, después de diez años obsesionada con él, te pasarías el resto de tu vida pensando en lo que pudo haber sido y no fué. Y la verdad, estar con un chico mientras piensas en otro me parece fatal. Pensando Juan todo el día no vas a hacer feliz jamás a tu actual novio.Se acabará dando cuenta.

    ResponderEliminar
  2. Hombres, manual de uso: Una guía para mujeres a la búsqueda de su hombre ideal
    https://www.amazon.es/dp/B076HWVHSX

    ResponderEliminar