sábado, 24 de octubre de 2009

Una historia de desamor demasiado larga


Estimada Ana,
Buscando en la web información para entender a los hombres, encontré tu blog ¿que soy para ti? leí algunos casos pero no encontré ninguno que se pareciera al mio, es por ello que te escribo para pedirte tu opinión, estoy muy confundida y a punto de explotar, la cabeza me da muchas vueltas tratando de entender lo que me está pasando. Mi historia es muy larga asi que espero no aburrirte.
Soy una mujer de 28 años de México y mi historia con este chico (Daniel) lleva ya 10 años. Nos conocimos en la preparatoria cuando ambos teníamos 15 años, al principio nos caíamos muy mal mutuamente y nos tolerabamos poco , pero con el tiempo nos hicimos amigos. En la preparatoria yo fui novia de un amigo de él que estudiaba con nosotros, quien fue mi primer novio y con el que anduve poco más de un año. Las inseguridades, el caracter posesivo y celoso de mi novio hicieron que me hartara y terminara la relación, él lo tomó tan mal que hasta se salió de la escuela. Para ese entonces Daniel y yo eramos ya muy buenos amigos y al cabo de dos meses empezó a surgir algo entre nosotros muy fuerte, sin embargo por la inmadurez de los dos hubieron muchos malentendidos y no prosperamos como pareja. Después de eso los dos ingresamos a la Universidad en la misma escuela en la que estuvimos en prepa pero entramos a carreras muy distintas, el primer semestre olvidamos el pasado y nos convertimos en los mejores amigos y confidentes, conocí a su familia y era una amistad muy linda aunque de alguna manera los dos nos quedamos con ganas de más, después de unos meses él empezó a andar con una chica con la que salió en la preparatoria y que vivía al otro lado de la ciudad, él decidió ocultarlo de mi pero yo me di cuenta y después de unos meses hice que me lo confesara. Yo no lo quería aceptar pero sentía unos celos terribles aún cuando en ese entonces un chico empezó a invitarme a salir, así que cuando ella lo visitó un día en la escuela y los vi juntos de lejos, sentí que me moría, luego los encontré más cerca y él no tuvo de otra que presentarnos, sentí que me quemaba por dentro pero trate de ocultarlo hasta que llegué a mi casa y lloré lo mas que pude, mi familia se dio cuenta y si de por si él no les agradaba para mi a partir de entonces menos lo quisieron. Un poco por despecho acepté ser novia del chico que me estaba pretendiendo aunque él no me atraía, cuando Daniel se dio cuenta no le gustó nada y me escribió una carta diciendome que si por él fuera yo nunca tendría novio pero que se daba cuenta que no podía ser tan egoista y que como lo único que él quería era verme feliz, esperaba que el otro lo hiciera, como era de esperarse mi relación no funcionó y terminó tan rápido como empezó.

En esa época mi familia pasó por una crisis economica muy fuerte por lo que me vi obligada a dejar la escuela temporalmente, a partir de ahí entre en una depresión muy fuerte, me descuide físicamente y tenía muy mal caracter, además estaba tan tensa que dejé de reglar por unos meses. Debido a esa situación, me alejé mucho de él y me tomó más de un año empezar a recuperarme. Al cabo de un año al ya estar graduados mi hermano y mi hermana, pude regresar a estudiar y tuve que rehacer mi vida desde cero, el semestre que regresé tuvimos una clase juntos y después de ese semestre por las ocupaciones de los dos nos distanciamos, nos llegamos a ver un par de veces y en una de ellas nos besamos sin que pasara nada más, después de eso nos volvimos simplemente como conocidos. Pasó el tiempo y yo logré rehacer mi vida, hice nuevos amigos que son ahora mis mejores amigos, me empezó a ir muy bien la escuela y obtuve beca, mi hermana se comprometió y empezaron los preparativos para su boda. Un mes antes de la boda de mi hermana, conocí en una fiesta de mis amigos a un chico, nos gustamos inmediatamente y al cabo de dos semanas nos hicimos novios, al principio la relación fue excelente pero por nuestra premura no nos conocimos lo suficiente y la relación se empezó a debilitar, tres meses después de que empezamos de novios él se fue a estudiar el verano a otra ciudad del país y nuestra comunicación fue casi nula. En ese verano, un día me contactó Daniel por internet, platicamos un buen rato y me dijo que sabía de mi noviazgo porque aunque él no me había visto, sus amigos si me llegaron a ver en la escuela con mi novio y se lo decían, empezamos a tener mucha comunicación nuevamente tanto por chat como por telefono y un buen día en una plática empezamos a hablar de sexo, me preguntó si seguía virgen (para entonces habían pasado casi 4 años de que Daniel y yo nos besamos por primera vez y yo tenía 22 años) y le dije que si, le pregunté lo mismo y me confesó que poco después de nuestro fallido intento de ser novios, él estaba cansado y no quería tener novia pero conoció a una chica 7 años mayor que él, pasó tiempo con ella y aunque no se sentía atraido por ella tuvo su primera relación sexual con ella, me dijo que esa experiencia le hizo pensar en mi ya que él entonces esperaba que su primera vez fuera conmigo y que aun cuando tuvo relaciones con esa chica y despues con la que fue su novia, no podía dejar de pensar en mi y que le gustaría compartir algo tan lindo conmigo. Aún cuando mi relación con mi entonces novio no iba bien yo le dije que no era correcto lo que decía porque ambos teníamos pareja en ese momento (él ya andaba con otra chica), dijo que estaba bien pero que extrañaba mucho mi amistad asi que decidimos despues de ese día retomarla. Mi relación con mi novio se debilitó mucho por lo poco que teniamos en comun, y en un intento tonto por tratar de salvar la relación, con ayuda de mis amigas accedí a pasar una noche con él estando su familia de vacaciones, tuvimos relaciones pero no llegamos a la penetración. Despues de eso decidimos terminar, a mi me dolió mucho la ruptura y me costó unos meses superarla.

Unos 6 meses después de la ruptura, tuve cada vez más comunicación con Daniel, él había también terminado con su novia después de mas de un año de noviazgo y estuvo insistiendo mucho en vernos, finalmente accedí a salir con él. Para entonces ya habían pasado 5 años de nuestra relación fallida y aquella experiencia no era mas que un vago recuerdo en mi memoria, empezamos a salir mucho y nos llegamos a besar, yo entonces ya no sentía nada por él y me decía a mi misma que el besarnos no era nada y que yo podía controlar mis sentimientos. Dos o tres meses después, mi ex también me empezó a buscar y como yo aún sentía algo por él salí con él (es decir salía con los dos al mismo tiempo), pensé que podíamos regresar pero en eso llegó nuevamente el verano y él se fue otra vez a tomar un curso en otra ciudad. Ese verano me la pasé con Daniel, empezamos a hacer las actividades que a ambos nos gustaban, ibamos al cine, a los museos, a jugar billar, nos quedabamos en su casa viendo peliculas, me llevaba con sus papás (quienes me adoran según él) y poco a poco fui recuperando el interés en él hasta que me volví a enamorar de él perdidamente. Disfrutabamos todos los instantes que pasabamos juntos y aún contra la voluntad de mi madre, pasaba con él mucho tiempo. Un día viendo una pelicula solos en su casa, nos empezamos a besar y empezamos a sentir una pasión que nunca habiamos experimentado juntos, nos quedamos viendo y decidimos tener relaciones, ese día fue mágico para mi porque me hizo sentir la mujer más amada, me cuido en todo momento y me hizo sentir muy deseada.

Después de eso volvimos a tener relaciones varias veces y ese verano yo fui la mujer más feliz del mundo, mi ex novio regresó y me buscó pero para entonces yo era totalmente de Daniel. Terminó el verano y Daniel comenzó el último semestre de la carrera, yo por el tiempo que dejé de estudiar empecé el penultimo semestre. Los primeros dos meses del semestre pasaron igual que el verano, tratando de pasar todo el tiempo que podiamos juntos y estando completamente enamorada, de pronto un día todo cambió, dejo de buscarme, de escribirme, de mandarme mensajitos al celular, cuando lo llegaba a ver me decía que estaba muy presionado por la graduación, yo traté de comprenderlo y le di su espacio en parte porque yo también estaba muy ocupada con mis deberes escolares. El tiempo pasó, se graduó y seguí sin saber de él, traté de justificarlo por la presión de conseguir empleo. Después de más de dos meses de silencio de parte de él, una noche me habló, me dijo que iba manejando porque iba saliendo de casa de su novia. Me quedé helada, no supe que decir y no recuerdo que le contesté solo se que no le grite ni reclamé nada, solo recuerdo sentir que el corazón se me iba a salir del pecho, lloré toda la noche y no pude dormir por dos días, mi hermana se dio cuenta que andaba algo mal conmigo y le tuve que confesar lo que me había pasado pero le pedi no decir nada a mi madre. Una semana después empecé mi ultimo semestre de la Universidad sin sentir animos de nada, estaba deshecha por dentro, no lograba concentrarme, solo me la pasaba preguntandome porqué, porqué me habia entusiasmado, porqué me buscaba y porqué nunca me habia pedido que fuera su novia. Si no hubiera sido por mis amigas yo hubiera caido en depresión, pero el anhelo de graduarme me ayudó y le eche muchas ganas aun cuando tenía un problema familiar muy grande y es que en ese semestre a mi padre se le ocurrió demandar a mi mamá,a mis hermanos y a mi para reducir la pensión alimenticia. Me arme de coraje y despues de unos meses sumamente complicados me gradué y recibí mi titulo profesional, aunque yo seguía tan dolida que tome la determinación de construir una especie de barrera para que nadie me volviera a lastimar. En ese último semestre hice muchos "amigos" hombres con lo que me da mucha pena confesar, estuve coqueteando descaradamente, como era de esperarse ellos no me tomaban tampoco en serio y tal cual me decian que querían tener sexo conmigo, yo les daba alas pero no les decia cuando, asi estuve por varios meses porque tontamente el sentirme deseada de esa manera alimentaba mi orgullo tan herido, un día uno de ellos me visitó cuando no estaba mi familia y tuvimos relaciones pero no lo deje penetrarme, después de eso reaccioné y deje de provocar a los hombres porque no me sentía bien conmigo misma.

A los dos meses de graduada conseguí empleo en lo que siempre fue mi sueño, en hotelería, entré a trabajar en la oficina regional de una cadena internacional de hoteles, empecé a viajar y a conocer mucha gente, enfoqué mi vida a mi trabajo y a mi familia y eso me dio paz por poco más de un año hasta que Daniel y yo volvimos a entrar en comunicación. Empezamos a hablar y nunca me aclaró lo que había pasado, solo supe que su relación con esa chica (que además de todo se llamaba Tanya) no había funcionado, por la misma barrera que yo impuse tampoco quise averiguar lo que habia pasado. Empezamos a salir pero ya no para hacer lo que hacíamos antes, simplemente nos hicimos amantes, yendo a moteles y estuvimos asi por algunos meses aún cuando el sexo entre nosotros era muy aburrido, poco después a mi me ofrecieron de la misma cadena un puesto en Cancún el cual acepté, a él nunca le pregunté su opinión porque simplemente no me importaba, él no dijo nada y solo me despidió con una tarde en un motel con helado y vino, ese día además lo hicimos unos segundos sin protección. Un mes después de que me hicieron la oferta de trabajo me mude y empezaron dos de los años más dificiles de mi vida, mi trabajo se volvió mi vida, me converti en esclava de mi trabajo, estaba tan metida en mi trabajo que dejé de escribirme con mis amigos y por supuesto de Daniel me distancié completamente. Cuando llegué a Cancún temi estara embarazada porque siendo muy regular en mi regla tuve un atraso de casi 15 días, afortunadamente solo fue un susto pero no se lo dije a Daniel. Poco a poco fui sintiendo el peso de la soledad absoluta, no soy una chica que me guste la vida nocturna asi que las noches y los domingos los pasaba encerrada en el cuarto que rentaba o caminando sola por la ciudad. Uno de los bellboys del hotel, me empezó a hacer platica y nos hicimos amigos, dos meses después de haber llegado a Cancún me invitó a salir, fuimos a bailar, me dio de tomar y terminé aceptando ser su novia y pasando la noche con él (es la unica vez que me he emborrachado), él era 10 años mayor que yo, con un pasado demasiado gris, sin estudios, y además tenía un hijo a quien abandonó, aunque él no me gustaba y hasta me daba asco seguí la relación escondiendola de todo mundo, de mis compañeros de trabajo y de mi familia, recuerdo que un día de esos me desperté me vi en el espejo y no reconocí a la chica que estaba frente a mi, no me sentía yo misma. Dos meses después de mudarme yo a Cancún, mi hermano consiguió empleo en Ciudad Juarez y tambien dejo la casa quedandose mi mamá sola, tres meses después mi hermano anunció que iba a llevarse a su novia a vivir con él y mi mamá decidió irse a vivir conmigo a Cancún. Esa decisión me hizo despertar, busque un departamento para cuando llegara mi mamá, mi novio llego a quedarse conmigo varias veces y hasta quería mudarse conmigo hasta que me hartó y lo corrí, en eso lo despidieron también del hotel porque siempre llegaba borracho (asi es, con ese personaje andaba yo). Mi mamá llegó y traté de hacer mi vida pero fue mucho mas dificil de lo que pensé ya que por un celular que yo misma le dí a mi mamá, se dio cuenta de que había andado con ese tipo y que además de todo se había llegado a quedar conmigo, dos dias antes de Navidad me enfrentó y me dijo las palabras mas feas que cualquier madre pudiera decir a su hija, de prostituta no me bajo porque además de todo, cuando empacó mis cosas de la otra casa encontró anticonceptivos y supo que con Daniel las salidas no eran solo ir al cine.
A partir de ese dia mi relación con mi mamá fue de mal en peor llegando el punto que aun ahora me cuesta estar con ella, ese día me insultó y me hizo sentir la basura mas grande del universo, me sentí humillada y mi moral cayo hasta el suelo. Los meses siguientes fueron una tortura, el ambiente en el trabajo era muy tenso pero tambien lo era en la casa con mi mamá, del trabajo me iba a la casa, me sentía sola e incomprendida, compré una laptop y contraté internet para estar en contacto con mis amigos pero hasta en eso me sentía vigilada por mi mamá, me decía que no era sano estar en la computadora, que quien sabe que tanto hacia. Uno de esos días me contactó Daniel por mail y me dijo que había ido a Cancún, que me busco pero que no me encontró, a mi me dio igual, estaba tan mal y tenia la moral tan baja que me importó poco, también me dijo que recién había ido a un viaje por Europa con su hermano y que en todo el viaje no dejo de pensar en mi y en hacer un viaje asi conmigo, que me imaginaba con él jugando bajo la lluvia como alguna vez lo hice. Se cumplió un año de que me mude a aquel lugar, empezó a complicarse mas el ambiente en el hotel en el que trabajaba por el rumor de la posible venta del hotel y posible despido de todos, el rumor se fue incrementando, a mi me ofrecieron empleo en el hotel hermano pero las condiciones de contrato no me gustaron y no acepté, las peleas con mi mamá eran cada vez más y estaba totalmente estresada. Ante tal panorama, mi hermano nos propuso a mi y mi mamá mudarnos a Ciudad Juarez una vez que se concretara la venta del hotel, no se porqué me pareció buena idea y empezamos a hacer planes con base en ello. Después de 4 meses de incertidumbre, se dio el anuncio oficial, mi hermana que entonces vivía con su esposo en la casa de mi mamá y con planes de comprarsela, le dijo a mi mamá que se fuera a Ciudad Juarez para que empezara a buscar casa para ella y para mi porque además de todo al mismo tiempo que pasó todo eso, al esposo de mi hermana le ofrecieron de su compañía mudarse a Barcelona y se iban en unos cuantos meses. Mi mamá y yo empacamos nuestras cosas y mandamos la mudanza a Ciudad Juarez, mi mamá se fue y yo me quedé con apenas dos maletas esperando que el día del finiquito llegara. Menos de una semana antes de que fuera la entrega oficial del hotel, anunciaron que la venta del hotel se habia caido y que la situación estaba peor que antes porque los dueños habían ya cancelado el contrato de operacion con la cadena hotelera asi que ese hotel iba a dejar de tener esa marca en la fecha señalada. Tras arduas negociaciones y días de mucha incertidumbre, la marca decidió quedarse operando el hotel. Ante tal panorama, decidi presentar mi renuncia aunque trataron de hacerme cambiar de parecer, quedandome solo dos semanas más para ayudarles a empezar de nuevo.
Así despues de 16 meses en Cancún, regresé a la Ciudad de México donde mi hermana me dio la bienvenida, me encontré con que el que era mi cuarto lo habían hecho bodega. Llegué como una persona totalmente diferente a la que se había ido, con la moral hasta el suelo, con unos kilos de peso más, sin expectativas de nada y con alopecia y manchas de dermatitis provocadas por alto nivel de estrés que tuve en los meses anteriores. Estuve con mi hermana tres meses, ayudandole a prepararse para su mudanza a Barcelona, retomando mis clases de danza arabe y preparandome para irme a Ciudad Juarez, en esos tres meses jamás le dije a Daniel que estaba en la ciudad. En diciembre de 2008 mi hermana se fue a Barcelona y exactamente el día 24 yo me fui a Ciudad Juárez y vi por primera vez a la hoy esposa de mi hermano. Los cuatro meses que siguieron fueron un suplicio, estaba en una ciudad que no me gustaba, vigilada las 24 horas por mi madre, sin encontrar empleo y con muy poco dinero y teniendo como unica compañía mi laptop, lo cual me recriminaban cada 5 segundos haciendome creer que chatear por messenger era casi un delito y que yo tenía serios problemas mentales. La relación con la prometida de mi hermano no era buena, ella es de mi edad y estudió medicina mientras se casaba, no sabia hacer nada de la casa, era fodonga e ignorante y además de todo para controlar a mi hermano inexperto (ella ha sido su unica novia) y aprovechandose de que él cree en el reiki, ella fingía que la poseían espiritus cada vez que peleaban. La tension era demasiada en esa casa y me tomó muy poco tiempo decidir que lo mejor para mi era regresar a vivir en la Ciudad de México y otra vez partir de cero pero esta vez a mi manera, pero convencer a mi familia de eso fue un triunfo. En abril de 2009 mi hermana y su esposo vinieron a México para ir a la boda de una prima que fue cerca de Ciudad Juárez, cuando mi hermana se vino a la Ciudad de México para tomar el vuelo a Barcelona, aproveche y me regresé con ella ante el reproche mi madre y mi hermano. Es importante mencionar que un día en Ciudad Juárez, Daniel me contactó por messenger y me dijo que estaba en Juárez por trabajo, que su vuelo de regreso salía en 3 horas pero que podía cambiar su vuelo para verme, yo le dije que no perdiera su tiempo y tomara su vuelo.
Cuando regresé a la Ciudad de México, una psiquiatra amiga de la familia me contactó por petición de mi hermano porque desde su punto de vista yo estaba muy mal de mi cabeza. Empecé a ir a terapia un poco esceptica, no por el hecho de la terapia sino por tratarse de alguien que conocía y tenía comunicación con mi hermano y con mi madre. Yo le hice creer a Daniel que seguía en Ciudad Juárez hasta que en mayo le confesé que había regresado y para quedarme, él insistía mucho en vernos y yo le daba puras negativas. Daniel me hablaba y me decía que me había extrañado mucho estos dos años y por eso me buscó en las dos ciudades en las que estuve, que me quería, que cuando me dejó por otra había sido porque estaba confundido pero que no lo estaba más. Le confesé la vez que temí estar embarazada y me reclamó el no haberle dicho, que de haber estado realmente embarazada me hubiera apoyado, que le hubiera encantado tener un bebé conmigo y hubiera trabajado el doble para mantenernos a los dos y se hubiera casado conmigo. Yo le respondí que parecía que no me conocía porque él sabe que yo no busco a alguien que me mantenga porque para eso estudié una carrera sino que busco a alguien que me complemente y quiera hacer una vida conmigo por mi no por que hay un bebé de por medio. Después de mucha insistencia un día lo vi, después de mas de dos años de no vernos, en cuanto me vio, me abrazó y me apretó tan fuerte que casi me saca el aire. Él me hizo ver que quería estar conmigo, yo le deje claro el momento de reencuentro en el que estaba conmigo misma, que tuviera en cuenta que no era para mi fácil confiar en él, que construí una muralla para protegerme a mi misma porque no quería volver a sentir que el corazón se me salía como hace 5 años y que yo en ese momento no sentía lo mismo por él que él por mi. Él dijo que no le importaba y que iba a hacer todo por reconquistarme. Así, empezamos a vernos, mientras yo recobraba la confianza en mi misma gracias a la terapia, recuperaba mi figuraba gracias a largas horas en danza y gimnasio, comía cada semana con mis abuelitos, buscaba empleo y salía con el socio de mi hermano (quien nos visitó a mi y a mi mamá en Cancún), con el hijo de mi psiquiatra (un par de veces porque no me gusta), el ex novio con el que fue mi primer encuentro sexual (en la primera salida me aburrió) y un chico con el que estuve de coqueta el último semestre (que al final confesó que solo quería sexo y lo rechacé). Con los que salía mas eran Daniel y Gustavo (el socio de mi hermano). Mi psiquiatra me ayudo a ver que no era un pecado no ser virgen como me lo hizo creer mi madre y menos el querer ser independiente, me dijo que era bueno el que estuviera saliendo con los dos chicos pero que al final iba a tener que elegir a uno. Le conté la historia con Daniel y de Gustavo (quien es mayor que yo casi 5 años y quien llevaba muchos años con la misma chica por costumbre mas que por amor, no se decidía a terminar la relación porque temía que si la dejaba se diera cuenta que después de todo si la amaba) y me dijo que con todo y lo que había pasado con Daniel le diera una oportunidad porque ella cree que la gente puede cambiar y que era posible que él ya hubiera madurado, que dejara de tener miedo de amar porque yo tengo mucha capacidad para dar amor, también me dijo que descartara a Gustavo porque se veía que no sabe lo que quiere. Así pues aun con reservas me abrí un poco más con Daniel, él me buscaba, me enviaba mensajitos, me regaló rosas rojas y girasoles (cosa que nunca había hecho), me sorprendió regalandome una blusa que no era ni mi estilo ni mi talla, llevandome productos de la compañía para la que trabaja, otro día estaba muy mal del estomago y él me habló para ver si nos veíamos, le dije que me sentía muy mal y vino a mi casa a verme, se estuvo un buen rato conmigo cuidandome y estuvo a punto de llevarme a un hospital porque yo tenía fiebre corporal. Otro día me confesó que él siente una gran admiración por mi, porque en 13 años de conocernos me ha visto evolucionar en todos los sentidos, pasar de ser una chica que no se arreglaba ni se cuidaba y no llamaba la atención a ser una chica delgada que hace ejercicio y que según él llamó mucho la atención, porque ha visto como nunca me he dado por vencida, luchado contra viento y marea, no existen imposibles para mi (recuerda la vez que tomamos clase juntos en la Universidad y nos dejaron hacer en equipos de 10 personas un ensayo de 50 páginas y que cuando los de nuestro equipo dijeron imposible, yo lo traje un fin de semana completo en la biblioteca investigando y armando el documento), que se sorprendió cuando supo que estaba en hotelería porque estando su papá en contacto con esa industria decía que era muy dificil entrar y logré hacerlo en un buen puesto y en una buen compañía y que aún lo impresioné más cuando decidí mudarme a Cancún y vivir sola unos meses, además me dijo que moría de ganas de viajar conmigo por un día tomar el coche e irnos por carretera un fin de semana a donde fuera. Al cabo de unas salidas y mucha platica, la muralla frente a mi se fue haciendo más pequeña y un día volvimos a hacer el amor (si tal cual, hacer el amor), nos volvimos a complementar como pareja y amantes y fue absolutamente delicioso, hasta el mes de agosto procurabamos vernos por lo menos una vez a la semana, estos meses él me dio mucho aliento para aguantar este tiempo sin empleo, él se convirtió en mi porrista #1. En agosto ya después de la boda de mi hermano, mi hermana invitó a mi mamá 3 semanas a Barcelona, después del viaje regresó a la Ciudad de México conmigo con la idea de irse a vivir a la ciudad de la que es originaria y de donde es su familia, sin embargo la situación se complicó y decidió quedarse conmigo un tiempo aun con mi disgusto, en Septiembre mandamos a traer la mudanza que mandamos de Cancun a Juarez y ahora esta aqui junto con las cosas de mi hermana y los muebles de mi mamá. Evidentemente esto me complicó todo ya que salir para ver a Daniel era mas dificil, porque decirle con quien salía sería un acto de masoquismo cuando ella literalmente lo odia, la recomendación de mi psiquiatra fue, si para vivir mi vida tengo que mentirle a mi mamá sobre lo que hago ni modo.

En el verano, él cambió de trabajo y entró con un puesto muy alto y muy bien pagado a una compañía transnacional, lo cual me llena de orgullo porque es una persona muy trabajadora, pero que le ha demandado demasiado tiempo y lo ha dejado muy estresado. Para él su familia es lo muy importante lo cual es un gran punto a su favor, junto con su hermano, le compró un coche a su mamá, hace tres semanas le dio dinero a su papá para que cambiara de coche, hace un año el compró un departamento en donde deja vivir a su hermana sin cobrarle renta y en el que ella vive con su pareja e hijo de 1 año.

En noviembre yo por fin conseguí empleo y él lo festejo conmigo y me felicitó, en todos estos meses segui saliendo con Gustavo aunque entendí que el cariño que le tengo es de amigo lo cual he tratado de dejarle muy claro a Daniel para evitar malentendidos. Sin embargo en diciembre siento que todo empezó a cambiar otra vez, el 7 de diciembre estando yo en otra ciudad me hablaron para avisarme que mi abuelito (con el que comía cada semana) falleció, ese día me importó todo muy poco y tomé el primer vuelo a la Ciudad de México, les avise a Daniel y a Gustavo, Daniel me dijo muy poco y Gustavo me dijo que le avisara en cuanto llegara al aeropuerto, Gustavo fue por mi y me llevó al hospital donde me informaron que a mi abuelita le dio un preinfarto después de que le dijeron del fallecimiento de mi abuelito y estaba internada en estado grave, Gustavo se estuvo todo ese día conmigo hasta que me llevó a comer en la noche porque no había comido nada desde la mañana, me hablaba todos los días para ver como estaba y hasta fue a dos de las misas en honor a mi abuelito. De Daniel no supe nada esos días, lo cual me dolió, a la siguiente semana tuve que regresar al lugar en el que estaba tomando la capacitación y estando allá una tarde chateando con Daniel le dije que me hizo mucha falta la semana anterior a lo que no respondió. El día que regresaba, mi vuelo salió con 4 horas de retraso, en lo que esperaba le marqué y me dijo que le avisara cuando ya estuviera en el avión y que él iba por mi al aeropuerto. Pues Daniel cumplió y fue por mi y anticipando la situación con mi mamá me dijo que le dijera a ella que era un taxi el que me había dejado, antes de dejarme en mi casa se fue al otro lado de mi calle en el que no hay casas ni luz, nos pasamos al asiento trasero y lo hicimos ahí lo cual hizo que la experiencia fue muy excitante. En los últimos meses nuestra vida sexual ha sido muy satisfactoria, hemos tratado de sorprendernos haciendo cosas diferentes, preguntandonos que nos excita más para que los dos quedemos contentos, sin embargo ya solo nos vemos para hacer el amor y no hacemos otras cosas.
En noviembre quise sincerarme con él y dejar las cosas en claro, saber que somos y de hecho le pregunté ¿que soy para ti? y su respuesta fue "muchas cosas", o sea me dejó igual. Ante tal respuesta cambié la pregunta y le dije "¿que pasaría si tu conocieras a alguien más o si yo conozco a alguien más?" me respondió que era muy dificil con su ritmo de vida que él conociera a alguien más, de lo otro nuevamente no dijo nada. Lo que terminé diciendole fue que si preguntaba eso era porque me daba miedo que se repitiera la historia de siempre, ahí lo que me dijo en voz muy baja fue "lo sé". Otro día me percaté que lo único que hacíamos ya era tener relaciones y de cierto modo se lo dije, le dije que me sentía su amante y el me respondió que nada que ver, que podíamos ir al cine y hacer otras cosas (lo cual no ha pasado).
En diciembre después de nuestra experiencia en el coche, decidí no ser paranoica y apoyarlo, pensé que posiblemente está muy estresado y lo que menos necesita es que me la pase reclamando cosas y que tampoco le iba a dar demasiado espacio como lo hice en la Universidad. Días antes de Navidad me la pasé pensando en algo lindo que darle, finalmente decidi comprarle una loción, estuve oliendo varias hasta que una me conveció. La compré y la tuve en mi escritorio hasta la semana pasada. El día de Noche Buena, me deseo Feliz Navidad por chat pero fue todo, el 31 de Diciembre me habló al celular temprano para desearme Feliz Año.
Empezó el 2010 y yo con pocas noticias de él, recibiendo cada vez menos llamadas y mensajes al celular y limitandose nuestra comunicación al chat. Hace dos semanas quedamos en vernos, fui a verlo a un café, él quería que tuvieramos relaciones mientras yo quería una velada normal, él estuvo muy muy serio y como él tenía frio nos fuimos al coche a platicar, pero el seguía muy muy serio, finalmente acepté que nos fueramos a mi calle a hacerlo porque ninguno de los dos traía ya dinero para pagar motel (lo cual me causó mucho ruido porque él gana mas de 3 veces lo que yo). Hicimos lo que teníamos que hacer y se fue a su casa, mientras lo hacíamos lo trate de besar en la boca y él no sé si a proposito se apartó.
En sí todos los días hablamos por el chat, cuando él tiene mucho trabajo no contesta asi que no lo molesto pero los demás anda platicador aunque muchas veces lo que me dice es tengo ganas de hacerte el amor. Hace una semana en jueves me preguntó si tenía planes y le dije que no, que si tenía algo en mente, me dijo que sus papás estaban de viaje asi que estaba solo en su casa (traducción: quiero que lo hagamos en mi casa), a la hora que salí de trabajar no llamó asi que regresé a mi casa, apenas llegué habló 3 veces para saber donde estaba porque quería que fuera a verlo a su casa, le dije que como no me habló antes llegué a la mia y ya me era dificil salir, al ratito le hablé y me dijo (siendo las 8 o 9 pm) que iba a buscar que cenar y regresar al trabajo. Al dia siguiente yo salí de viaje a un curso de capacitación, donde estuve todo el fin de semana, sin señal de celular, telefono ni internet, es mismo fin de semana él fue a otra ciudad que por algo de trabajo también. El martes por chat estuvo muy insistente para vernos, yo tardé en decidirme y hasta 2 minutos antes de salir de trabajo le dije que si porque despues no ibamos a tener tiempo porque el miércoles yo tenía clase de danza, y el jueves él salía de viaje de trabajo regresando hasta el domingo, nos quedamos de ver en un Centro Comercial, apenas me vio y se abalanzo hacia mi, me abrazó y me tocó mis gluteos (que le fascinan), nos fuimos a su coche y le di su regalo de Navidad, como niño chiquito lo abrió, vió la loción y se puso un poco inmediatamente me dijo que no me hubiera molestado y me dio un beso en los labios. Nos fuimos a un motel y lo hicimos solo una vez, él tardó en llegar al orgasmo y después de eso se quedó viendo un pelicula muy tonta de zombies que estaba en la TV, después de eso se quedó dormido abrazandome. Yo como sabía que tenía que regresar a mi casa no pude dormir, cuando se despertó se cambió y nos fuimos, me dejo donde estaba mi coche no dijo nada me dio un solo beso en los labios y se fue. Cuando hemos ido a moteles y se duerme apenas despierta lo quiere volver a hacer para no desaprovechar la ocasión. Otros detalles que me llamaron la atención fueron que cuando me subí a su coche, vi que te que tenía puesto un tarjetón de acceso a estacionamiento que no era el de su trabajo ni de su casa, me acerque a verlo e inmediatamente lo quitó y dijo "atajos que tomo", el otro fue que su telefono del trabajo empezó a sonar, lo vio pero no respondió le pregunté si era del trabajo y dijo que si, que estaban teniendo problemas en la planta de producción, mientras estabamos en el motel dejo ese celular en el coche cuando en otras ocasiones lo baja y lo responde aún estando yo. no recuerdo si ese día o el día que lo hicimos en el coche, en la noche se conectó a messenger poniendo como mensaje "escribiendo una mentira".
El miércoles por chat le pregunté si le había gustado el regalo puso una carita feiz y escribió hoy me la puse.
Ante toda esta situación, desde el martes me está dando vueltas en la cabeza la idea de que otra vez haya alguien más, he estado pensando mucho y hay muchas cosas que no sé si tomarlas como señales:
1. Ya nunca me lleva con sus papás, desde hace 3 años que no los veo. Cuando me lleva a su casa es porque están de viaje.
2. Otra vez se acabaron los mensajitos tiernos y llamadas solo para escuchar mi voz.
3. Cuando nos vemos esta serio pero ya no sé si es por la presión del trabajo.
4. Siempre nos vemos entre semana, en fin de semana nunca puede.
5. Sólo nos vemos para tener relaciones sexuales.
6. El tarjetón que guardó y dijo que era para un atajo.
7. No contesta ya el celular cuando esta conmigo.
8. Solo una vez hemos llegado a salir con sus amigos aunque en realidad no eran sus amigos más cercanos y eso fue hace 5 años.
9. Solamente dos veces me ha dicho te amo, la primera hace 5 años un día me abrazó y en una voz tan baja que apenas y escuché me dijo"te amo", la otra el día que me enfermé hace pocos meses me abrazó me dijo otra vez en voz muy muy baja mi amor y me dio un beso en la frente.
10. Según él hace 5 años fuimos novios aunque nunca hizó la pregunta oficial.
11. Ya no han vuelto a haber flores y regalos para mi desde hace 5 meses.
12. La oficina corporativa de la empresa para la que trabaja está a escasa cuadras de donde yo trabajo, en ocasiones él tiene que ir a juntas (él esta de base en una planta de producción) y se esta ahí todo el día pero esas juntas duran más de 10 horas (será?), estando tan cerca en esas ocasiones no nos hemos visto.
13. No me ha dado ningun dato de él del trabajo, ni celular, ni dirección, ni email, ni telefono y yo a él si le di todos los contactos.
14. Muchas veces despues de vernos dice que tiene que regresar a la planta aun siendo las 9 o 10pm.
15. NUNCA nos hemos peleado, de gritar y reprochar jamás, cuando nos hemos alejado lo hemos hecho sin mayor espectaculo y guardando silencio.
La verdad es que no sé que hacer, me la he pasado pensando en todo esto. A mi hermana le confesé en noviembre que estaba saliendo con él, a él le dije que mi hermana sabía de nosotros, me preguntó "¿que te dijo?" y cuando le respondi que ella me dijo que solo quiere verme feliz, no respondió ya nada. He pensado en hablar con mi mamá porque no me gusta tener que estarme escondiendo y mentirle para verlo pero es tanta la incertidumbre que tengo que ya no sé si hacerlo.
Sé que el trabajo puede causar mucho estrés porque yo lo he vivido pero no se como tomar todos los punto anteriores,.
Ayer en la noche sali con unos amigos a los que veo para jugar juegos de mesa los sábados, regresé a la 1am y toda esta situación me estuvo dando tantas vueltas en la cabeza que no dormí bien, de hecho me siento muy mareada y con dolor de cabeza por la falta de sueño. Por un momento pensé en ponerle un ultimatum pero en eso empecé a ver todas las páginas que hablan sobre la mentalidad de ellos, en todas decían que los hombres son demasiado simples y que las únicas que empezamos a hacernos marañas mentales somos nosotras. Asi fui que di con tu blog porque el titulo resume lo que tengo adentro de mi "¿Qué soy para ti?".
Mi psiquiatra lleva mas de dos meses fuera de la ciudad asi que siento que no tengo a quien recurrir para poner mis ideas en orden y buscar una respuesta. Es por eso que te pido que leas mi historia que yo sé que es muy larga y me des tu opinión con base en tu experiencia, tus conocimientos y en la objetividad que tienes por no conocernos ni a él ni a mi.
Gracias de antemano.
Tania


Querida Tania :
Mi consejo es este: lee toda tu carta tu , y cambia el nombre de Tania por el de alguna amiga querida, o una hermana que quieras mucho. Imagina que la carta te la ennvia esa amiga uerida a ti para evr que opinas de su " Daniel" . Y luego aconsejate a ti misma . Yo lo que veo es una historia de dolor permamente que se va alargando demasiado. hay amores terribles, e invasivos como un tumor canceroso. Y como tal, te lo tienes que quitar con dolor paa que no te invada toda tu vida. merces a alguien que te ame de verdad. No veo que sea este el caso. Tienes un amante que no quiere otra cosa de ti ... nuca jamás en su vida . De hecho, le compro u departamentoi a su heramna pero o fue capaz de comprarse uno para casarse contigo, eso es una aberracion.
Huye y olvidalo , antyes de que seas tan grande que no puedas encontrara otro novio que te quiera bien. Esto no es una relacion de poareja, es un disparate muy largo, aliemntado por brevisimos buenos recuerdpos. pero en el conjunto, no te veo bien , si no, no acudirías aun psiquiatra.
besos
Ana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada